El proyecto de saqueo del río Atoyac en Veracruz y la estrategia hídrica de Córdoba.


¿Cuánta agua consume la ciudad de Córdoba?

El municipio de Córdoba, Veracruz, tenía una población de 200 mil habitantes en 2010 (según datos del Censo de Población del INEGI). Pero en él también hay numerosas industrias y comercios grandes y pequeños. Todos ellos requieren agua para sus procesos productivos y los servicios que ofrecen y la autoridad encargada de ofrecerles el servicio de abasto de agua potable y de saneamiento es el propio ayuntamiento, a través del organismo operador municipal, denominado Hidrosistema de Córdoba.

Para abastecer de agua a la población, el ayuntamiento cuenta con 18 concesiones para extraer aguas superficiales (de ríos, lagos y lagunas) y 243 concesiones para aprovechamiento de aguas subterráneas (por medio de la perforación de pozos para la extracción del agua del subsuelo) que le ha otorgado la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de las cuales extrae un total de 428 mil 805 millones 662 mil 160 litros cada año, dentro del territorio del municipio. Si toda esta agua que el ayuntamiento de Córdoba ya tiene disponible se divide entre el total de la población del municipio, a cada habitante le correspondería, en promedio, un abasto diario de 5 mil 874 litros. En una ciudad como México, DF, la cantidad promedio de agua disponible por día para cada habitante es de sólo 170 litros. En otras palabras, un habitante de Córdoba, en teoría dispone, para su consumo diario, 34 veces más agua que un habitante del Distrito Federal. Sin embargo, el gobierno de Veracruz, el Ayuntamiento de Córdoba y la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV), afirman que Córdoba ya no tiene agua y que los habitantes más pobres de la ciudad la necesitan. ¿Tú les crees? Nosotros tampoco.

Entonces, ¿a dónde se va el agua del municipio de Córdoba que anualmente recibe el ayuntamiento? Como dijimos arriba, en la ciudad hay muchas empresas industriales y de servicios que también consumen agua, pero la gran mayoría de ellas no aparecen en el Registro Público de Derechos de Agua (REPDA) de la Conagua como concesionarios de aguas superficiales o subterráneas. De hecho, en el REPDA sólo aparecen 26 concesiones en el municipio de Córdoba para otros usos distintos del llamado “Uso público urbano”, es decir, para usos agrícolas (una concesión), público urbano (1 concesión), pecuarios (9 concesiones), industriales (10 concesiones) y de servicios (4 concesiones).

Las empresas industriales que tienen concesiones para extracción de agua subterránea registradas en el REPDA son Manufacturera 3M (1 concesión), Embotelladora El Jarocho (2 concesiones), Café Internacional de Córdoba (1 concesión), Descafeinadores Mexicanos (2 concesiones), Metalúrgica Veracruzana (1 concesión), Industrial Patrona (2 concesiones) y el Ingenio San Miguelito (1 concesión) y en conjunto extraen mil 128 millones 705 mil 240 litros de agua anualmente. Pero, ¿son estas las únicas empresas industriales que consumen agua en la ciudad de Córdoba? Por supuesto que no. Tan sólo en el parque industrial Córdoba-Amatlán se localizan empresas como Syn Tex Bag, Veramaq, Cafés Basa de Córdoba, la Fábrica de Jabón La Corona y Productos Agropecuarios Santa Cecilia, además de que en la ciudad de Córdoba operan otras empresas como Industrias Fransol, Plásticos Balper, Industrias Ocaba, Industrias Pelver, Industrial Lácteas del Golfo, Industrias Rodas, Industrias Vegap o Industria de Productores Agrícolas del Valle del Papaloapan, entre muchas otras. ¿De dónde obtienen estas empresas el agua que requieren para sus procesos? Los obtienen del municipio porque no son concesionarios directos de agua, sino que sólo aparecen como “consumidores” regulares, del mismo modo que los hogares y las familias del municipio. Entonces, dado que los propios ciudadanos del municipio de Córdoba desconocen que las empresas industriales están ocultas como consumidoras de agua, también desconocen que éstas son las que reciben la mayor parte del agua concesionada al municipio y así, el promedio de agua disponible para el consumo de los hogares se reduce drásticamente y ni el ayuntamiento de Córdoba, ni la CAEV, ni el gobierno del estado, ni la Conagua han informado sobre los volúmenes de agua que consume la industria abastecida por el municipio, ni mucho menos, cuánto pagan las empresas por el agua que reciben del ayuntamiento. Asimismo, el mismo ayuntamiento de Córdoba, extrae agua de la laguna de Nogales y la transporta a través de un acueducto, pero no la paga. En abril de 2012, el presidente municipal de Nogales denunció que Córdoba adeudaba al municipio de Nogales el pago por el trasvase de agua desde 2010 (http://www.oem.com.mx/elsoldeorizaba/notas/n2494158.htm).

Además, en la ciudad de Córdoba existe un fraccionamiento residencial de altos ingresos, denominado Club Campestre Cordobés, que posee un enorme campo de golf, el cual requiere grandes cantidades de agua para mantener verdes los pastos y que los habitantes más ricos de la ciudad puedan jugar golf y hacer negocios, mientras numerosas comunidades del municipio padecen escasez de agua. En promedio, cualquier campo de golf consume, en condiciones normales, 300 millones de litros de agua por año. Si un mexicano consume un promedio de 270 litros de agua por día, el agua consumida sólo por el Club Campestre Cordobés para irrigar su campo de golf equivale al agua que consumirían más de 3 mil personas todo un año.

Si a esto agregamos el hecho de que en todo el país, según los datos oficiales de la Comisión Nacional del Agua, las ciudades medianas y grandes del país (incluyendo a la ciudad de Córdoba), desperdician entre el 35 y el 40% del agua potable por fugas, falta de mantenimiento, hundimientos y la antigüedad de las tuberías, tenemos que cada año, en el municipio de Córdoba, se desperdician entre 150 mil millones y 170 mil millones de litros, que serían suficientes para abastecer 270 litros de agua por día a una población de entre 1.5 y 1.7 millones de personas, es decir, aproximadamente 8 veces la población total del municipio. El propio director de Hidrosistema de Córdoba, Miguel Ángel Rodríguez Todd, reconoció, en 2011, que en Córdoba, el promedio de agua potable perdida por fugas asciende al 38% (http://www.columnapolitica.com/2011/10/fugas-de-agua-en-comercios-del-38.html).

El gobierno municipal de Córdoba, el gobierno estatal de Veracruz, la CAEV, la Conagua y algunos “científicos” mercenarios alegan que nos equivocamos al oponernos al proyecto “Bandera Blanca”, porque dicen, el proyecto es “factible”. Sólo extraerían “17.4 litros por segundo” del nacimiento del río Atoyac, lo que representaría “sólo el 0.43% de su caudal” (sin haber nunca mostrado un solo estudio que demuestre lo que afirman). Sin embargo, esos 17.4 litros por segundo significan 548 millones de litros de agua en un solo año y ninguna de las autoridades ha informado siquiera qué va a ocurrir cuando aumente la extracción a 20, 50 o 100 litros por segundo. Así como tampoco han reconocido que si sólo destinaran los recursos del proyecto Bandera Blanca (40 millones de pesos) a la reparación de las fugas de agua potable en el municipio de Córdoba, tendrían agua suficiente para abastecer a los seis mil habitantes de Miguel Alemán, San Aparicio Buenavista, Francisco I. Madero, Rancho Herrera, El Porvenir, Berlín y San Rafael Calería, en el municipio de Córdoba, así como Cruz de los Naranjos y Cañada Blanca, en Amatlán de los Reyes y, además, les sobraría.

Por si esto fuera poco, el ayuntamiento de Córdoba tiene concesionada la extracción de aguas del río Ocotitlán, en el municipio de Ixhuatlán del Café, por un volumen de poco más de 147 mil millones de litros por año, que elevan la extracción total de agua del municipio de Córdoba a 575 mil 826 millones 462 mil 160 litros de agua por año, que serían suficientes para abastecer de 270 litros de agua por día a 5.8 millones de personas. Si los 200 mil habitantes del municipio de Córdoba consumen, en promedio, 270 litros de agua por día, eso significa que requieren, para su consumo diario, de 54 millones de litros de agua o 19 mil 710 millones de litros anualmente. Si restamos esta última cantidad al volumen total de agua de que dispone el ayuntamiento de Córdoba anualmente, queda un sobrante de 556 mil 116 millones 462 mil 160 litros. ¿Por qué siguen insistiendo que no tienen agua para abastecer a 6 mil personas? Los habitantes de Córdoba están siendo engañados. Ellos sólo reciben el 3.4% del agua que tiene concesionada su propio gobierno municipal ¿Quién se queda con el restante 96.6% del agua de Córdoba?


En las actuales condiciones de derroche de agua que lleva a cabo la industria de la ciudad de Córdoba, con el encubrimiento y complicidad del ayuntamiento de ese municipio y del gobierno del estado, a través de Hidrosistema de Córdoba y la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, sostenemos que los seis mil habitantes que requieren agua hoy en Córdoba bien podrían ser abastecidos por la propia autoridad municipal de Córdoba mediante la reducción anual del consumo de la industria de tan sólo 0.1%, sin tener que llevar a cabo obra alguna de trasvase desde el río Atoyac (o de cualquier otra cuenca), sino únicamente ampliando la cobertura de abasto de agua potable existente y estableciendo un control o regulación mínima del consumo de agua de la industria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario